Malpais vs. Malpaís

Tanto se está hablando del disco nuevo de Malpaís que me puse a escuchar un disco viejo para quemar fiebre.  ¿Cuál fue mi sorpresa cuando iTunes me ofrece un disco del grupo llamado “Luka is Leaving New York”?

Por un momento (un segundo y medio) pensé que era un producto que se estaba sacando para el mercado gringo, una recopilación de los temas que más pegarían entre los blanquitos quemaditos de camisa hawaiiana con margarita en la mano.  Alguna estrategia de mercadeo, pues…  ¿Pero por qué ese nombre para el disco?

malpais

Resulta que hay otra banda de Omaha Nebraska llamada Malpais.  Dicen los tipos en su página:

Malpais – formed in 2007 by Greg Loftis upon returning to Omaha from stints in many different places and countries. His zest for exploring had brought him to Central America and he heard of a beach called Malpais. Recalling “Brave New World” he traveled to the beautiful place that inspired the ironic name. He returned to his Midwestern home, and with the help of Phil Reno (guitars), Dave & Luke Backhaus (bass/keys), and Scott Evans (drums) – the band was born.

Hubiera estado bonito que si el tal Greg fue a Costa Rica, que se hubiera interesado un poquito e investigara que ya había un grupo llamado así en el mismo país que estaba visitando.  Tal vez no le importaba, pero en fin,  ¡que iTunes no los confunda!  Escuché la música de los nuevos por unos 30 segundos y me quedo con los originales.

He escuchado de muchísimas bandas gringas que han tomado nombres en español, pero es la primera vez que alguna de ellas toma un nombre que me resulta más que familiar.  Me queda la duda de si Malpaís (el de verdad) tendrá el nombre registrado en EEUU, estaría interesante conocer las posibles implicaciones del caso.

Diría Fidel “No conozco Malpaís, con títulos en inglés

Anuncios

El Satánico Pop Tour

Tomada de Flickr, usuario mikey1soul

Tomada de Flickr, usuario mikey1soul

“It’s a Latin concert” le respondió un revendedor a un gringo que preguntó por qué la fila. Yo me quejé en silencio de lo cajonero, del estereotipo de esta respuesta. Recordando ese momento la verdad le doy la razón al tipo. No hay otra forma de describirlo, porque mucho de la identidad latinoamericana estuvo representada en esas pocas horas que duró la fiesta.

Desde que Los Fabulosos Cadillacs anunciaron su reunión el año pasado afiné mi olfato virtual. Cada cierto tiempo revisaba la página del tour, no iba a dejar pasar esta oportunidad. Nueva York, Washington o quizás Philadelphia tendrían que ser mis opciones. Algunos meses pasaron hasta ese 28 de enero en que por primera vez salió alguna novedad: 5 de Abril, Hammerstein Ballroom, NYC. El segundo lugar más cercano era Chicago, unas 8 horas de viaje por lo que quedó descartado inmediatamente. Desde que me enteré hasta el momento que compré las entradas, quizás unos 50 minutos pasaron. Todo se confabuló maravillosamente para poder ir, un día antes no hubiera podido, un día después tampoco.

La expectativa terminó en la tarde de ese domingo. En ese teatro, muy cerca del Madison Square Garden, una chiva rumbera con “El Genio del Dub” a todo volumen, una fila enorme e insultos que se escriben con ñ, todo comenzó. La fila, más o menos ordenada, entrando más o menos a la hora, con más o menos sed, con más y más emoción. Creo que no hace falta comentar en este punto el grado de mi fanatismo por LFC…

El lugar era más o menos pequeño, imagínense un Teatro Nacional sin sillas en la luneta. El escenario sencillo, un fondo blanco con varios sets de luces pero ninguna luz encendida. Al cabo del buen rato que tardó la entrada de la gente, se oyó una pequeña introducción como de película de detectives de los setentas, mucho grito, los músicos a su lugar, y… CAOS (pero del bueno, del sabroso)

Si la introducción de “El León” levanta ánimos oyéndo la grabación, mucho más lo hace en un teatro cerrado lleno con miles de latinos de todas las nacionalidades posibles, después de muchos muchos años sin poder oírlos en vivo, después de que pensamos que la banda no iba más. Más aún, ver a Sergio Rotman nuevamente tocando ese saxofón, bailando y animando al público después de aún muchísimos más años de no estar con el grupo. Fue el que más interactuó con el público, quizás opacando a ratos al mismo Vicentico con su actitud casi eufórica.

El concierto fue un recorrido bastante amplio por toda la historia musical del grupo. Algunos temas que llevaba tiempo sin escuchar fueron enormes y agradables sorpresas. Clásicos como “El Aguijón,” “Quinto Centenario,” “Carnaval Toda la Vida,” “Gitana” y una muy pesada y excelentísima “Saco Azul” sonaron por allí. Era imposible que faltaran “Matador” y “Mal Bicho,” esta última con una versión más tradicional, desilusionándome un poco de escuchar la “Soulbacho Version” de su último disco.

Para mi gusto, muy sesgado hacia los ritmos latinos, el punto altísimo de la noche fue la interpretación más que esperada de “Padre Nuestro.” Ya cerca de la mitad del concierto vi desaparecer al baterista. ¿Un receso? No, doble percusión latina. Un tun tucu tun, tun tucu tun digno del mejor swing criollo empezó a quemarle los pies a todo el continente que allí estaba representado hasta que el teclado confirmó lo que ya todos sabíamos. Vicentico y Rotman le indicaban a la gente cómo tenían que alzar los brazos y allí fallecí y resucité varias veces. Me pregunto si esta versión era una respuesta a la funesta versión que Simba Musical hizo de “Siguiendo la luna,” pero aunque no lo sea, lo cierto es que ellos demuestran como alguien grande puede dar medio giro por 5 minutos y olvidarse de todo lo que conlleva ser “una estrella de rock” para tocar cumbia de la más pura y, eso sí, hacerlo con estilo.

Me sorprendió enormemente Flavio. Verlo tocar era como ver un video de los años 80’s, casi que lo podía ver con los colores un poco distorsionados. Su más que evidente pérdida de peso hace que se mueva por el escenario como si estuviera en sus 20’s. La vestimenta quizá ayudaba a esta percepcion.

Acá las canciones que logré anotar. Quizás hay más, quizás me inventé una. Al final tocaron algo más, mejor no pregunto para no llorar en caso de que hayan tocado “Nosotros Egoístas,” pero era tarde y al día siguiente había que volver a la realidad muy temprano y muy lejos. “Cielito yo te pido otra oportunidad” – de ver lo que ví. No pueden faltar a este concierto cuando ocurra en Costa Rica, quedan más que advertidos.

  1. El león
  2. Mi novia se cayó en un pozo ciego
  3. Carmela
  4. Estoy harto de verte con otros
  5. Genio del Dub, con Radio Kriminal incluida (gracias Dios).
  6. Wake up and make love with me
  7. Hoy
  8. El Aguijón
  9. Paquito
  10. Padre Nuestro
  11. Saco Azul
  12. Siguiendo la Luna
  13. Condenaditos
  14. Demasiada Presión
  15. Quinto Centenario
  16. La Luz del Ritmo
  17. Calaveras y Diablitos
  18. Gitana
  19. Carnaval Toda la Vida
  20. Mal Bicho
  21. El Satánico Dr. Cadillac

Y como no era suficiente

  • Basta de llamarme así
  • Vasos Vaciós
  • Vos sabés
  • Matador

PD: acá una reseña del disco nuevo, y acá las fotos del usuario de flickr del cuál tomé la foto de más arriba.

Recuerdos

De un Rabanes pre-Estefan, música de recreo de colegio, de cantadas de amigos, de baile de graduación, de un disco producido por Flavio Cianciarulo…

En fin, recuerdos de lo que fue.

Que nadie duerma

Brevemente.

Este es uno de esos videos que uno probablemente ha visto más de una vez pero que cada vez que se visita en Youtube, es como verlo por primera vez. “Nessum Dorma (Que nadie duerma)” de la ópera Turandot, compuesta por Puccini. Esta es la presentación de Paul Potts en un famoso programa británico.

Me motivó a ponerlo en esta entrada no el video en sí mismo, sino la reflexión que siempre me genera. ¿Por qué diablos la gente es tan cruel? Abrimos la boca para criticar, pero muy pocas veces nos da la gana reconocer lo que alguien haga bien. Este tipo pasó muchos años refugiado en trabajos muy simples, cuando debería haber estado actuando en giras artísticas, tal y como lo hace ahora. Puede ser que ese dolor que el tipo guardaba en su interior finalmente le ayudara a desarrollarse como el tenor que es, pero es terrible ver los ojos inseguros y llorosos antes y después de cantar. También es doloroso ver el respiro de resignación y pena que dan los jueces cuando el vendedor de celulares informa que cantará ópera.

El otro motivo porque lo puse, es porque me recuerda a mi papá… Fiel amante de la música clásica. Recuerdo esta pieza interpretada por los tres tenores en el estadio de los Dodgers, en 1994 antes de la final del mundial en un DVD que ronda la casa de mis papás. Tanto que sabe él, y tan poco que se yo, pero lo poco que se, lo se por él. Gracias, don Rigoberto, por eso y por muchísimo más.

etc…

Hace calor, hace calor,
yo estaba esperando que cantes mi canción
Y que abras esa botella y brindemos por ella,
y hagamos el amor en el balcón.

Dejar vivir

El diputado Massey está salvándole la tanda al país. Con gran valentía y coraje digno de un “padre de la patria” arremete contra la banda Iron Maiden que en pocos minutos se presentará en el Ricardo Saprissa.
Gracias a Dios que lo tenemos como representante del pueblo, para que nos indique con todo su conocimiento qué tenemos y qué no tenemos que oír.
Esperamos que nos siga ilustrando con exactamente qué grupos y qué música podremos escuchar de hoy en adelante, y que con las contribuciones que todos realicemos a su iglesia podamos lograr mejorar la calidad de la vida de todos los costarricenses.

PUAJJJJJJJJJJJJJ

Ir caminando

Realmente el aporte que hago a mi propio blog ha sido mínimo, y muchas veces se reduce a repetir cosas, transcribir letras de canciones, poner videos, etc…
Hoy, lamentablemente, no será la exepción. Dejo acá una letra de Mentados, bien sencilla, directa, pero que realmente me da mucha paz cuando oigo la canción. Probablemente no es lo mismo sin la música, pero ahí les dejo la espinita para que la busquen. Se puede bajar gratis (legalmente) de acá.

Ir Caminando

Autor: Leo Castro
Música: Leo Castro, Julián Rubí

Este camina por ahí
Camina lento, no le precisa, toma su tiempo
Sintiendo el sol en el camino
En cada paso disfruta lo que hace porque es vivir

Ir caminando es para ir cantando
Esto es la vida esto es vivir
Ir caminando es para ir cantando
Es parte de todos es para ti

Al atardecer ve todos esos colores
Y siente que brillan muy dentro, así se siente
El sabe que es un día más que hay que pasar
Sus días son diferentes, están hechos para cantar