“Bear Stearns is fine”

Las acciones de Bear Stearns pasaron de unos $80 a $2 en pocos días.  El efecto de la crisis se siente cada vez más sobre nombres que son grandes en Wall Street.   Sin embargo, el propósito de este comentario no es discutir la crisis de esta empresa, ni siquiera los problemas en la economía estadounidense en este momento.

El propósito es comentar lo que probablemente será motivo de burlas, chistes (tal vez hasta alguien que pierda la cabeza) por una “recomendación de experto.”  Jim Cramer es un presentador de televisión en CNBC.  Bastante explosivo el tipo, algo controversial a lo largo de su carrera.  El punto es que en Estados Unidos muchísima gente invierte en bolsa como forma de ahorro con altos rendimientos.   Abunda la información financiera y abundan programas en los que “expertos” como él recomiendan a las personas qué comprar y qué no comprar.

Supondríamos que una persona que debe ganar millones por su programa debe tener fuentes de información bastante buenas, corroborando que las recomendaciones que de sean las más apropiadas y jamás poner en riesgo el dinero de sus fieles televidentes.  En realidad, aunque no fuera así, hay una alta probabilidad de que nunca sea descubierto nunca.  Si es buen comentarista, agradable a los oídos gringos y no hay ningún problema grave, nada pasa.  Eso fue hasta que ocurrió que fue público que Bear Stearns estaba en graves problemas, y JP Morgan finalmente lo compraría a $2 la acción.

El cuento es que el 10 de marzo empezaron rumores de que el banco tenía problemas de liquidez debido a la crisis del mercado inmobiliario estadounidense.  Se negaron los rumores, pero muy pocos días después ocurrieron los eventos ya mencionados.  Pues este tipo sale el 11 de marzo en su programa recomendando COMPRAR acciones de Bear Stearns.   ¡COMPRAR!  Me puedo imaginar a los viejitos tomando la sopa, pensando en que el señor que tiene un programa muy famoso debe estar en lo correcto y llamando a su corredor temprano en la mañana del 12 de marzo.   Es incomprensible.  Es casi imposible que alguien con ese perfil no tuviera al menos alguna señal que le indicara que de verdad existía algún problema.  En todo caso, nada le hubiera costado quedarse callado tres  días más.  El 14 de marzo salió AP anunciando que a Bear Stearns lo iba a ayudar la Fed y JP Morgan.  Aún y cuando pensara que todo estaba bien, ¿a quién se le ocurre recomendar comprar?

A veces cuando veo las noticias en Costa Rica siento una tristeza de que la calidad del periodismo televisivo está disminuyendo obscenamente.  Es un ¿consuelo? saber que no estamos solos en esto.

PD:  resulta que este tipo tiene un tour de universidades, “Back to school.”  ¿Adivinen cuál es la primera universidad que visitará esta temporada?   Prometo comentar más en detalle cuando venga.

Anuncios