Es muy fácil ver el vaso medio lleno cuando fue uno mismo quien se tomó la otra mitad.

Ese café que sabe a gloria

Debo confesarlo:  me he convertido en adicto al café.  No he llegado al extremo de gente que conozco que se tira unas diez tacitas de café por día y realmente sufre un colapso nervioso si no tiene a disposición una cafetera y una bolsa aunque sea de café Sabemás, pero sí hay ocasiones en las que atribuyo un dolor de cabeza a la falta de café (un signo claro de dependencia).

Aceptando mi situación tal y como es, procedo a lo que quería comentar:  el café de Tarrazú.  LA ZONA cafetera (sin menospreciar otras zonas como Naranjo y demás).  La fama de este lugar es tanta que cualquier gringo que se diga conocedor de café ha escuchado ese nombre alguna vez, si no es que ha comprado del mismo.  En los supermercados se vende por su nombre:  Café Tarrazú.  La bolsa del café de Starbucks de allí es la más cara que me he encontrado de todas las variedades.

Al punto que voy es que el café de esa zona es realmente bueno.  En mi caso, tengo una debilidad enorme por él y quiero recomendar aquí una forma muy fácil y barata de conseguirlo (porque no es en todo lado que se consigue y, repito, no son todas las bolsas que dicen Tarrazú las que vienen de esa zona por muy bonita que se vea la bolsa).  Resulta que averiguando, descubrí que si uno llama a Coopeduota (me imagino que Coopetarrazú pudiera tener algo parecido), puede hacer una orden y se la llevan a la casa a los días siguientes.  Yo recomiendo el café Hermosa para darse el lujo (un lujo barato, eso sí) y el café Quetzal para el mercado nacional (también hay de exportación) para el día a día (muy cómodo en precio y muy bueno.  Ambos son formidables.  Los precios corresponden a la última vez que los compré, alrededor de un mes atrás.

Para algo que en otros países lo venden a $10, conseguirlo por entre $2 y $3 con servicio express incluido (porque no cobran el envío), me resulta una completa maravilla.  No me pagan ni me responsabilizo si cambian en el lugar las condiciones, pero les cuento que el número al que yo llamo es 2541-2650.

Café Tarrazú

Café Tarrazú

Un genio y un héroe

Si algo puede emocionarme, es ver esta foto y pensar en lo que sintió mi hermano. Recuerdo cuando lloró porque le cambiaron El Chavo de hora por las olimpiadas de Barcelona, hace 16 años. Aún hoy sabe a qué hora dan cada programa de Chespirito, y que a nadie se le ocurra intentar cambiarlo.

🙂

Que nadie duerma

Brevemente.

Este es uno de esos videos que uno probablemente ha visto más de una vez pero que cada vez que se visita en Youtube, es como verlo por primera vez. “Nessum Dorma (Que nadie duerma)” de la ópera Turandot, compuesta por Puccini. Esta es la presentación de Paul Potts en un famoso programa británico.

Me motivó a ponerlo en esta entrada no el video en sí mismo, sino la reflexión que siempre me genera. ¿Por qué diablos la gente es tan cruel? Abrimos la boca para criticar, pero muy pocas veces nos da la gana reconocer lo que alguien haga bien. Este tipo pasó muchos años refugiado en trabajos muy simples, cuando debería haber estado actuando en giras artísticas, tal y como lo hace ahora. Puede ser que ese dolor que el tipo guardaba en su interior finalmente le ayudara a desarrollarse como el tenor que es, pero es terrible ver los ojos inseguros y llorosos antes y después de cantar. También es doloroso ver el respiro de resignación y pena que dan los jueces cuando el vendedor de celulares informa que cantará ópera.

El otro motivo porque lo puse, es porque me recuerda a mi papá… Fiel amante de la música clásica. Recuerdo esta pieza interpretada por los tres tenores en el estadio de los Dodgers, en 1994 antes de la final del mundial en un DVD que ronda la casa de mis papás. Tanto que sabe él, y tan poco que se yo, pero lo poco que se, lo se por él. Gracias, don Rigoberto, por eso y por muchísimo más.

Para esto sí sirve

Cuando uno abre el periódico y ve que el desarrollo de la ciencia ha servido para inventar maneras más crueles de matar a la gente, para que los que ya de por sí tienen plata acumulen aún más, uno se entristece montones.

Cuando uno abre el periódico y encuentra noticias como esta a uno lo llena de una paz saber que no todo está perdido.   El cuento es que había 6 personas que requerían un riñón, y 5 tenían un donante.  El problema ocurre cuando el donante no es compatible con el amigo o familiar a quien se le quiere donar.  Ahí entra en juego esta práctica nueva y maravillosa de formar grupos de personas.  Alguien le dona el riñón a otro, pero garantizándose que el amigo o familiar a uno reciba el de otra persona.  Este grupo requería una persona adicional, el eslabón que completara la cadena para que todos recibieran su respectivo órgano donado.  Saber que seis personas pueden vivir por la magia de muchísimos científicos es algo que llena de esperanza. Esa es una de las cosas que por lo menos a mí me motiva a seguir estudiando.  Probablemente no le pueda salvar la vida a alguien de esa manera, pero tal vez se puedan hacer cosas para que estas investigaciones tengan más financiamiento.

Esta noticia toca una fibra sensible en mí.  Los que me conocen sabrán que hace año y medio un primo mío tuvo una complicación con su hígado (por el mal de Wilson).  Tuvo que recibir dos transplantes a lo largo de un mes y finalmente falleció.  Ojalá que este tipo de cosas sirvan para que muchas más personas puedan vivir cuando se enfrenten a una situación parecida.

PD:  a todos los lectores de este comentario les recomiendo siempre estar muy atentos a su hígado.  Este es un órgano que no “avisa” que algo malo esté ocurriendo hasta que probablemente es muy tarde.  Por favor, lean la información sobre este mal, y háganse exámenes con regularidad.

Vuelo doloroso

Miro el reloj, faltan 2 minutos, corro casi tropezándome por 23 escalones, cierro la puerta, me toco el bolsillo, sin billetera ni llaves, toco como desesperado la puerta mientras busco el celular, mi esposa contesta, “están en el escritorio, arriba,” oigo el sonido de los pasos en las escaleras (casi tropezándose), me da mis cosas, un amago de beso, cierra la puerta, camino rápidamente echándo las cosas en mi bolsillo, me dispongo a acelerar el paso……………………
Qué doloroso vuelo, o más bien, la conclusión del mismo.
Creo que los ticos por más tiempo que pasemos afuera no nos vamos a acostumbrar al hielo en las aceras. De testigos tengo las palmas de mis manos que quedaron como una lija nueva, y mi rodilla que se está poniendo morada. Creo que mis labios rozaron el cemento, pero por suerte no pasó a más.

Ir caminando

Realmente el aporte que hago a mi propio blog ha sido mínimo, y muchas veces se reduce a repetir cosas, transcribir letras de canciones, poner videos, etc…
Hoy, lamentablemente, no será la exepción. Dejo acá una letra de Mentados, bien sencilla, directa, pero que realmente me da mucha paz cuando oigo la canción. Probablemente no es lo mismo sin la música, pero ahí les dejo la espinita para que la busquen. Se puede bajar gratis (legalmente) de acá.

Ir Caminando

Autor: Leo Castro
Música: Leo Castro, Julián Rubí

Este camina por ahí
Camina lento, no le precisa, toma su tiempo
Sintiendo el sol en el camino
En cada paso disfruta lo que hace porque es vivir

Ir caminando es para ir cantando
Esto es la vida esto es vivir
Ir caminando es para ir cantando
Es parte de todos es para ti

Al atardecer ve todos esos colores
Y siente que brillan muy dentro, así se siente
El sabe que es un día más que hay que pasar
Sus días son diferentes, están hechos para cantar