¡Humanidades!

María José Yglesias R. (*); Alonso Alfaro U. (**)
Publicado el 26 de junio en Opinión – La Nación
Al finalizar este mes la primera experiencia universitaria, en unos 5.000 estudiantes de la Universidad de Costa Rica empiezan a tomar forma los criterios surgidos a raíz del Curso Integrado de Humanidades, piedra angular de la educación integral que caracteriza a la institución.

Entre las múltiples posiciones que adopta la comunidad universitaria en esta materia, queremos rescatar la que reconoce la relevancia del curso en la formación de los profesionales del futuro. La esencia de las Humanidades es acercar al estudiante a una formación humanística, valga la redundancia, y estimular la integración crítica de la persona a su realidad.

Lejos de masificar el pensamiento como algunos han afirmado, esta formación nos provee de los cimientos sobre los que cada uno puede construir una forma personal y crítica de percibir la realidad y actuar para mejorarla.

Mas hay que tener conciencia de que este no es un proceso unidireccional, sino que más bien el proceso formativo, inclusive de los profesores, se enriquece con la participación activa e inteligente de los estudiantes. Por ello es fundamental que los alumnos tomen conciencia de que Humanidades no es solo un requisito, una pérdida de tiempo o una oportunidad de “hablar por hablar” y de expresar opiniones y criterios.

Esto porque la real necesidad e importancia se externa y se mantiene en el momento en que los estudiantes logran condensar y aprovechar las enseñanzas e inquietudes que se plantean en el curso.

Recalcamos que tanto en el tema que nos ocupa como en cualquier ámbito de la vida, debemos mirar más allá de lo inmediato; la relevancia de cualquier institución y actividad trasciende las experiencias específicas y solo se llega a internalizar cuando abrimos la mente y el espíritu al verdadero conocimiento.

(*) Estudiante de Derecho, UCR
(**) Estudiante de Economía, UCR