Que nadie duerma

Brevemente.

Este es uno de esos videos que uno probablemente ha visto más de una vez pero que cada vez que se visita en Youtube, es como verlo por primera vez. “Nessum Dorma (Que nadie duerma)” de la ópera Turandot, compuesta por Puccini. Esta es la presentación de Paul Potts en un famoso programa británico.

Me motivó a ponerlo en esta entrada no el video en sí mismo, sino la reflexión que siempre me genera. ¿Por qué diablos la gente es tan cruel? Abrimos la boca para criticar, pero muy pocas veces nos da la gana reconocer lo que alguien haga bien. Este tipo pasó muchos años refugiado en trabajos muy simples, cuando debería haber estado actuando en giras artísticas, tal y como lo hace ahora. Puede ser que ese dolor que el tipo guardaba en su interior finalmente le ayudara a desarrollarse como el tenor que es, pero es terrible ver los ojos inseguros y llorosos antes y después de cantar. También es doloroso ver el respiro de resignación y pena que dan los jueces cuando el vendedor de celulares informa que cantará ópera.

El otro motivo porque lo puse, es porque me recuerda a mi papá… Fiel amante de la música clásica. Recuerdo esta pieza interpretada por los tres tenores en el estadio de los Dodgers, en 1994 antes de la final del mundial en un DVD que ronda la casa de mis papás. Tanto que sabe él, y tan poco que se yo, pero lo poco que se, lo se por él. Gracias, don Rigoberto, por eso y por muchísimo más.

Anuncios

etc…

Hace calor, hace calor,
yo estaba esperando que cantes mi canción
Y que abras esa botella y brindemos por ella,
y hagamos el amor en el balcón.