“Yo soy Obama”

El día de ayer se publicó en el portal de “El Pregón” un artículo escrito por Ottón Solís.   El autor hace un recuento del traspaso de poderes en Washington desde su posición de espectador.  Tanto él como su esposa fueron invitados a la actividad, en compañía del diputado Francisco Molina.  Todo bien por ahí.

Al final del documento se presenta un archivo anexo.  Todo mal por ahí.

La primera página presenta como título “Un lugar de privilegio para los líderes del cambio.”  De primera entrada Ottón es el líder del cambio.  ¿Por eso es que sus adeptos dentro de su partido no quieren una convención?  ¿Es que uno lidera un cambio al formar un nuevo partido, pero una vez ahí, no hay nada que cambiar porque todo es perfecto y bueno?  ¿Y si es tan líder, por qué el miedo a una convención?  Si la gente quiere cambio, y él es el líder, ¡ganará sin ninguna duda!  ¿Qué mejor que reafirmar ese liderazgo en votaciones abiertas?

Hay mucho por discutir sobre esto, ya periodistas como Vilma Ibarra y Cristian Cambronero han comentado acerca de los beneficios de una convención que muchos esperamos ocurra por primera vez en un partido que, a mi criterio, se encuentra ante la posibilidad de renovarse y crecer, o desaparecer como una fuerza importante en las próximas elecciones.

No quiero desviarme, ya que ese no es el tema de esta entrada para el blog.  La inquietud que quisiera generar es ¿qué está haciendo este documento en ese medio?  No es más que propaganda (y muy mala por cierto).  No contribuye nada al artículo del autor, más allá de algunas fotografías que son de carácter personal de Ottón Solís y su familia.  ¿Quién es el autor de dicho documento?  Mi sospecha es que es el mismo Solís, no creo que ningún periodista de dicho medio publique un documento tan mal hecho y con tantas alabanzas hacia el PAC y hacia el Sr. Solís.  Si es alguien del PAC o algún ayudante de Solís, estamos en las mismas, porque se está presentando como un documento adjunto a su artículo.  El que él no haya tecleado las palabras ni incluido las fotografías que él mismo facilitó, la responsabilidad de dicho documento es suya, de nadie más.  No obstante, los comentarios se presentan como escritos por una tercera persona como queriendo pasar por algo objetivo, como para quitarse el tiro:

“El líder fundador del PAC recibió la
invitación formal de Congresistas del
Partido Demócrata para asistir al
evento.”

“Obama representa tiempos de cambio en la política.
El mismo cambio que el PAC lidera en Costa Rica.”

Como último punto quisiera destacar que considero de pésimo gusto aprovecharse de la popularidad y el poder que ha obtenido Barack Obama en su ascenso hasta la Presidencia de los EEUU para enviar un mensaje propio.  Ahora resulta que todos los candidatos son “el cambio” que necesita el país.  Pronto veremos la publicidad con “Sí podemos,”  “Esperanza” y demás.  Si dos personas se parecen en ideales y actitud que los hacen líderes ideales de un país, no es responsabilidad de la misma persona el hacerlo notar.  Es responsabilidad de nosotros, los votantes, de darnos cuenta de ello y reconocerles con votos y ayudar con trabajo al proyecto que impulsen.

“Una invitación que demuestra
respeto y una muy alta estima y
expectativa sobre el papel del PAC
en la ruta del cambio que promete
encabezar el Presidente Obama.”

Más que intentar figurar y tratar por todos los medios de ser asociado con una personalidad famosa en extremo, ojalá que los candidatos demuestren su liderazgo trabajando por partidos y un país más democráticos, con política de altura.  Lamentablemente el panorama no pinta bien, pero no perdamos la esperanza.

Anuncios

One voice can change a nation

“La calidad y profundidad de su retórica política, repleta de brillantes y complejos movimientos retóricos, es verdaderamente sorprendente.”

Lo dice Kumar Ineproc.

OBAMA

Es duro vivir en un país por varios años y llegar a involucrarse en algo en lo que uno no puede tener poder de decisión.  He vivido la campaña presidencial con igual o más entusiasmo que las pasadas campañas en Costa Rica.  Siento que esta elección nos afecta a todos:  no hay duda que EEUU lidera la gran mayoría de las discusiones diplomáticas a nivel internacional y lo que haga o deje de hacer el gobierno de este país afecta en gran medida el resultado de las discusiones (por ejemplo, el protocolo de Kyoto).

He escuchado críticas (o más bien leído) acerca de la emoción inusual de los medios estadounidenses y extranjeros ante el resultado.  ¿Hay alguna duda que la elección es histórica?  ¿Que apenas estamos a unas horas de un evento que ha cambiado el rumbo de la política en el país más rico del planeta?  Ayer estaba a punto de acostarme y en ciertos momentos me embargaba la incredulidad.  Después de varios minutos de emoción caí en un lapso en que asimilar la noticia me costó mucho.  Me fui a dormir sin resolver el asunto, pero lo que me causaba incredulidad estaba siempre en mi mente: Estados Unidos eligió con una mayoría muy sólida (especialmente en votos electorales) a un negro.  UN NEGRO.  Este país donde aún hay personas que quieren matar a otro por el color de su piel.  En donde la segregación por este mismo motivo se acabó en el papel hace décadas, pero en el que en la práctica hay mucho camino que recorrer en términos de posibilidades de educación y equidad laboral.  Un negro.  En un país donde aún viven hijos de esclavos.  En donde pasan cosas increíbles como estas.

Aparte del componente del color de la piel, está más que documentado el impulso poderosísimo que le dio el uso de la tecnología a la campaña de Obama.  Mensajes de texto recordando votar, solicitando voluntarios, formas muy fáciles para donar dinero, una base de datos muy avanzada, etc.  Me sorprendió que al meter mi dirección en la página de Obama, no solamente me decía dónde me tocaría votar (si pudiera hacerlo), sino que también me daba unos 7 nombres de vecinos que podría llamar para alentarlos a votar (nombre completo y números de teléfono).  Este tipo de cosas explican cómo Obama logró dar una lucha nacional llevándose en varios casos estados que tradicionalmente eran republicanos, y en los que no se daba ninguna lucha importante.

¿El momento más emocionante? La cuenta regresiva a las 11:00 pm para que cerrara la costa oeste.  Justo cuando el reloj marcó la hora, Wolf Blitzer confirma a Barack Obama como Presidente.

Muchísima alegría, espero que esta noticia traiga cosas muy positivas para este país y de paso para el mundo en general.

PD:  aparentemente, el matrimonio gay será prohibido en California.  Mal, mal.

Colin Powell apoya a Obama

Dice el Twitter de Obama:

BarackObama I am beyond honored. I am deeply humbled to have the support of Gen. Colin Powell. Learn more at http://tinyurl.com/6fovqf

Increíble.  Para más detalles de la entrevista y de sus implicaciones ver aquí.

Esta no es la primera muestra de apoyo que genera mucho de qué hablar.  El fusil comentó ayer sobre los últimos apoyos recibidos en los diarios.  Para una lista completa de los “endorsements” ver acá.

Falta poco

Falta muy poco para las elecciones en EEUU.  Al igual que muchos, he seguido de cerca la campaña de Obama y estoy convencido de que sería un excelente Presidente, indiscutiblemente mejor que el que está ahora en la Casa Blanca.

Tengo un poco de miedo.  Las encuestas le dan un margen muy positivo a Obama.  Con sus ataques, McCain está perdiendo mucho terreno, alguna gente se está pasando de bando y otra está cayendo nuevamente en la indecisión, aumentando la lucha por ese voto marginal que más de una vez ha decidido una elección.   Contando los votos electorales de acuerdo con las encuestas en cada estado y las proyecciones necesarias donde no necesariamente hay encuestas, Obama se encuentra muy cerca de pasar con firmeza el umbral de los 270 votos electorales.

¿Por qué el miedo?  Dos razones:  creo que el llamado “efecto Bradley” podría jugarle una mala pasada al Partido Demócrata.   En varias ocasiones, las encuestas no logran reflejar la intención de voto, en particular cuando uno de los contrincantes es negro.   Recientemente no han habido ejemplos contundentes como lo fue en el pasado (en el caso del aspirante a alcalde que le da el nombre al fenómeno), pero habrá que ver si a los votantes en este país en el que el racismo ha sido un problema grande a lo largo de su historia no les tiembla la mano por votar sin importar el color de la piel.

El otro miedo es el tono violento que está tomando en ciertos puntos.  ¿Mátenlo?  ¿No confío en él porque es árabe?  Primero, no es árabe.  Segundo, ¿eso es relevante?  Tercero, McCain responde:  “no, señora, él es un hombre decente de familia, etc.”  Ojalá que su intención fuera refutar la afirmación de que no se puede confiar en él, y no refutar que no puede ser que sea árabe porque es un hombre decente.

That one VS McCain

Las historias de la vida de cada persona pueden darnos una buena idea de cómo se comportaría ante retos enormes, como el ser presidente de los EEUU.

Acá hay una y acá la otra.

“Esta es la madre de todas las tormentas.”

El alcalde de Nueva Orleans Ray Nagin le indicó con estas palabras a los habitantes de su ciudad el peligro inminente del huracán Gustav.  En cuanto empecé a escuchar que Gustav se dirige hacia Louisiana, recordé una portada de hace exáctamente un año de la Time:  “Es patético.”

Dos años después de que Katrina golpeó la costa estadounidense, poco o nada se había hecho.  La misma fragilidad de la infraestructura que ocasionó la tragedia en primer lugar es la que prevalece a pesar de todas las voces de alarma.  Décadas de malos trabajos, corrupción y desentendimiento por las autoridades le pasaron la factura a la ciudad con un huracán de categoría 3 (Mitch llegó a categoría 5 en su momento de mayor fuerza).  Gustav es también categoría 3 (puede que llegue a 4), va directo a Nueva Orleans.

En EEUU, el gobierno está bastante asustado, y con mucha razón.  Los republicanos redujeron en gran parte el programa de su convención que inicia el lunes, dejando en firme solaamente las cosas estrictamente necesarias.  Me atrevo a decir que si hay pérdidas significativas (humanas o materiales), el costo político para el Partido Republicano será tan grande que no cabría la menor duda de quién será el próximo Presidente (si a esto también le sumamos la selección para Vicepresidente por parte de McCain).  Creo que debido al temor de la población y la adecuada evacuación que se está realizando en estos momentos las pérdidas humanas serán mínimas, pero realmente no me extrañaría (con toda la tristeza del mundo) que Nueva Orleans quede sumergida otra vez entre aguas, indiferencia e ineptitud.