Ya están bajando dedos

Ya se están nombrando sucesores (o sucesora más bien).

No tengo nada en contra de Laura Chinchilla, pero este tipo de declaraciones de tipo “putinesco” por ponerlo en términos, digamos actuales, me provoca un desconcierto y desilusión. ¿Será que nos van a seguir diciendo lo que “es bueno” para nosotros?

Anuncios